Blog Software de gestión, control y monitoreo de flotas

Los peligros del motor en ralentí y cómo evitarlos

Los peligros del motor en ralentí y cómo evitarlos

Los motores en ralentí son uno de los mayores gastos para cualquier flota de vehículos. Pero además de gastar combustible de manera estéril, los motores en ralentí expulsan gases de efecto invernadero muy peligrosos. Siga leyendo si desea evitar los peligros de ralentí del motor.

 

Los peligros del motor en ralentí y cómo evitarlos

Los vehículos comerciales gastan una gran cantidad de combustible de manera estéril. Cada vez que un conductor deja el motor en funcionamiento sin moverse, crea un gasto adicional para la empresa. Los motores en ralentí también emiten una mezcla de gases que dañan a las personas y al medioambiente. Entre esos gases está el dióxido de carbono. “Este gas es el principal responsable del efecto invernadero y de muchos trastornos respiratorios”.

 

El origen de la práctica de dejar el motor en ralentí tiene su origen en los años 80. En ese momento, los fabricantes de vehículos solían recomendar calentar el motor por unos minutos para mejorar el rendimiento. Por esta razón, los conductores de camiones comenzaron a ralentizar sus motores durante largos períodos, pensando que esto mejoraría la actividad del motor.

 

Además, existe una creencia generalizada de que cada vez que se enciende el motor, hay un gasto adicional de combustible. Pero esta creencia es falsa, y los motores no usan más combustible en el momento de la ignición. Incluso 10 segundos con el motor en ralentí pueden “ocasionar un gasto mayor que reiniciarlo”.

 

Además del gasto adicional de combustible, existen otros peligros de ralentí del motor. Lo más importante para una flota es la acumulación de químicos dentro de los motores. Los expertos recomiendan no dejar un motor en ralentí durante largos períodos. Esta práctica no solo no aumenta el rendimiento, sino que lo dificulta. Algunos químicos presentes en el combustible pueden acumularse cuando el motor funciona en ralentí y puede dañarlo. Las fallas de los motores de los vehículos pueden generar enormes gastos para el administrador de flota. Pero afortunadamente, es posible evitarlos.

 

Cómo evitar los peligros de ralentí del motor

Lo primero que debe hacer “un administrador de flotas” para evitar los peligros de ralentí del motor es educar a sus conductores. Es importante que los empleados sepan que un período de aproximadamente 10 o 20 segundos en ralentí es un gasto mayor que apagar el motor y volver a encenderlo.

 

Si el conductor desea calentar el motor, lo mejor es hacerlo con el vehículo en movimiento. Si se mantuvieron bajas revoluciones durante los primeros minutos de conducción, el motor se calentará de la manera más adecuada.

 

Finalmente, es necesario pensar en la salud de los conductores, que realizan su actividad cerca de los motores en ralentí. Las enfermedades respiratorias causan una gran cantidad de muertes al año que se pueden evitar al respirar menos gases de los tubos de escape de los vehículos.

 

Y por último, pero no menos importante, un administrador de flotas puede usar su sistema de localización GPS para rastrear el ralentí del motor y evitarlo. Los conductores pueden ser advertidos o recompensados dependiendo del tiempo que sus motores permanecen inactivos.

 

Dejar el motor en ralentí nunca debería ser una opción. El conductor no "ahorra combustible" ni tiempo, y pone en peligro su propia salud. Es por eso que es "importante educar a los empleados" sobre los peligros del ralentí del motor y cómo evitarlo.

 

¿Tiene alguna pregunta?

Síguenos en